En mayo pasado el empleo en la industria automotriz en México cayó en un bache. Lo anterior debido a que registró una baja de casi 3 mil empleos respecto a los que tenía un mes antes, lo que no se había presentado para el mismo período desde 2009.

Lo anterior se desprende de las últimas cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las cuales reflejan también que la caída en el empleo rompió el ciclo de contrataciones que desde 2010 traía de manera sostenida el sector (armadoras y fabricantes de autopartes) durante los primeros cinco meses de cada año.

Aunque los empleos perdidos representan apenas 0.34 por ciento de la plantilla laboral de 679 mil 459 trabajadores que había en abril, las cifras detallan que el mayor recorte fue entre las empresas del ramo de autopartes.

El Inegi refiere que de los 2 mil 987 cancelados, 2 mil 307 (77.23 por ciento) fueron de los fabricantes de componentes y el resto de las ensambladoras de vehículos.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz –que representa a las empresas armadoras– aclaró que la menor producción de julio no marca tendencia y añadió que de enero a julio la producción y exportaciones alcanzaron niveles récord para un mismo periodo.

Fuente.