Sus dos primeras noches en México las pasó Emilio Lozoya Austin en un hospital privado de muy alto perfil, vigilado por elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Colaborador de primera línea del entonces presidente Enrique Peña Nieto, Lozoya tuvo acceso a ese beneficio en medio de crecientes versiones de que su defensa negocia con la Fiscalía General de la República (FGR) la aplicación de un “criterio de oportunidad” que permita suspender o cancelar la acción penal contra el exdirector de Pemex.

De acuerdo con los artículos 256 y 257 del Código Nacional de Procedimientos Penales, para que el “criterio de oportunidad” se aplique a Emilio Lozoya, éste debe aportar “información esencial y eficaz para la persecución de un delito más grave del que se le imputa”, o bien que lleve a la identificación y captura de nuevos imputados.

Además, la defensa de Lozoya debe comprometerse a que comparezca en juicio contra las personas que señale por la posible comisión de otros delitos.

La suspensión de la acción penal implica que la FGR no actué contra el imputado y que incluso lo deje sin castigo o pena si la información que entrega es relevante, lo que en el caso de Lozoya tendría validez si declara contra servidores con niveles jerárquicos más altos que el suyo; es decir, de secretarios de Estado a presidente de la República.

En el caso de la inversión para la compra de la planta Agronitrogenados a Altos Hornos, el proyecto fue presentado y aprobado en la sesión del Consejo de Administración de Pemex realizada en diciembre de 2013 y asentada en el acta 865, y en la que participaron por parte de la Secretaría de Energía (SENER) su titular Pedro Joaquín Coldwell, y los subsecretarios de Hidrocarburos y Planeación, Enrique Ochoa Reza y Leonardo Fabio Beltrán Rodríguez, respectivamente.

Por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP)  participó el subsecretario de Ingresos, Miguel Mesmacher Linartas; y por parte de la Secretaría de Economía el subsecretario de Industria y Comercio, José Rogelio Garza Garza.

En tanto, para dar luz verde al proyecto de la planta de fertilizantes propiedad de la empresa Fertinal, se llevó a cabo en octubre de 2015 la sesión del Consejo de Administración de Pemex número 900. Por la SENER repitió Coldwell al que se sumó María de Lourdes Melgar Palacios, quien en ese momento ya era la subsecretaria de Hidrocarburos.