Los Dodgers de Los Ángeles esperan que el joven lanzador mexicano Julio Urías pueda dar el estirón definitivo durante la campaña de beisbol de la Gran Carpa que inicia en abril.

Urías tuvo problemas en su hombro izquierdo durante el 2017, por lo que se sometió a una cirugía para corregir el problema.

Su paso por ligas mayores se ha limitado a una marca de 5 victorias y 4 derrotas, con un promedio de carreras permitidas de 3.86, lo que es bueno para un serpentinero de apenas 21 años de edad.

En su corta carrera con el equipo angelino ha lanzado 100.1 entradas y recetado 95 ponches.

Los Ángeles necesitan de un pitcheo solido que le permita ser contendiente al título de la Liga Nacional en 2018.

Serán 7 meses de actividad beisbolera que pondrán a prueba al joven pitcher y si puede ganarse un lugar en el roster de abridores o ser un relevo confiable desde el bullpen.