Una de las mayores cadenas de artículos deportivos de Estados Unidos, Dick´s Sporting Goods, anunció ayer que no venderá más rifles de asalto tras la masacre en una secundaria de Florida que dejó 17 muertos.

La compañía informó que a partir de ahora sólo venderá armas a mayores de 21 años, y que ya no venderá tambores de alta capacidad para municiones.

Wal Mart se sumó a esta edad mínima para adquirir armas y municiones, además de exigir verificación de antecedentes.

También aseguró que retirará los artículos de su sitio web que parezcan rifles de asalto, incluidas pistolas de aire no letales o juguetes.

La decisión marca un fuerte posicionamiento en el sector privado tras la inédita movilización de jóvenes estudiantes que sobrevivieron a la tragedia en la escuela secundaria de Parkland, que se han convertido en el rostro de la batalla por el control de armas en Estados Unidos.

Empresas como Hertz, las aerolíneas Delta o United Airlines y la aseguradora Metlife cortaron asociaciones con la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA)