Un grupo de científicos descubrió un gigante agujero negro de un tamaño 12.000 millones de veces mayor que la del Sol, según publicó hoy la revista británica Nature.

El equipo informó que el hoyo negro, nombrado SDSS J0100+2802, se formó 900 millones de años después del Big Bang, y está localizado en el corazón de un quásar ultraluminoso, un cuerpo celeste de pequeño diámetro y de gran luminosidad que emite grandes cantidades de radiación.

El descubrimiento podría cuestionar las teorías sobre la formación y crecimiento de los agujeros negros y las galaxias pero, por ahora, los astrónomos no pueden explicar cómo un agujero negro enorme pudo haberse formado tan temprano en la historia cósmica, poco después del nacimiento de las estrellas y las galaxias.

A pesar de la rareza de este descubrimiento, Venemans puntualizó que “la tecnología actual y del futuro acercará a la ciencia a conocer las características del universo durante los primeros centenares de millones de años después del Big Bang”.

Fuente. Imagen: EFE.

No hay comentarios