Astrónomos de la Universidad de Yale y científicos de California presentaron una nueva galaxia que nos transporta a los remotos tiempos de la formación inicial del Universo. La galaxia, registrada con el nombre EGS-zs8-1 es muy luminosa y su imagen corresponde a hace más de 13 mil millones de años atrás.

“Es uno de los objetos más brillantes y masivos en el Universo temprano”, explicó la NASA el 5 de mayo. En ese tiempo el Universo tenía sólo el cinco por ciento de los 13,8 mil millones de años de vida desde la explosión del Big Bang. Todavía era un Universo muy joven. La galaxia, por lo tanto, se formó en los primeros 670 millones años.

“Ya ha crecido más de 15 por ciento de la masa de nuestra propia Vía Láctea hoy”, dijo Pascal Oesch, autor principal del estudio de la Universidad de Yale, New Haven, Connecticut. “La nueva medición de la distancia también permitió a los astrónomos determinar que la  galaxia EGS-zs8-1 estaba formando estrellas muy rápidamente, alrededor de 80 veces más rápido que nuestra galaxia, la Vía Láctea tiene en cambio hoy una tasa de formación de estrellas de una estrella por año.

Son muy pocas las galaxias descubiertas que correspondan a este período de tiempo, explicó la NASA y “cada confirmación añade otra pieza al rompecabezas de cómo se formaron las primeras generaciones de galaxias en el universo temprano”, dijo Pieter van Dokkum, investigador de Yale. El descubrimiento fue posible gracias a un Espectrómetro del telescopio Keck I, que permite a los astrónomos a estudiar eficientemente varias galaxias al mismo tiempo.

Fuente.

No hay comentarios