Arqueólogos británicos descubrieron un inmenso monumento, constituido por al menos 90 piedras monolíticas, enterrado justo debajo de Stonehenge. Esta nueva estructura es cinco veces más grande, de manera que ya se piensa que es la construcción neolítica más grande localizada en el Reino Unido.

El descubrimiento se logró gracias a la utilización de radares de última generación, con los que se creó un mapa subterráneo del lugar. Las piedras que lo constituyen llegan a alcanzar hasta los cinco metros y están situadas a tres kilómetros, forman una “C”, bordeando el valle, y cuentan con una edad estimada de 4,500 años. Expertos creen que se utilizaban para alguna clase de rito religioso o de solsticio.

De acuerdo con Vince Gaffney, uno de los líderes del proyecto, se trata de un hallazgo que estuvo escondido frente a sus narices por 4,000 años; además, dadas sus características, se trataba de dar una perspectiva de autoridad para vivos y muertos.

Fuente.

No hay comentarios