Presentan al mundo el ‘Homo Naledi’

0
1060

La afirmación de la singularidad de los humanos acaba de sufrir un nuevo revés: científicos dijeron el jueves que una antigua especie recién descubierta y emparentada con los humanos al parecer también enterraba a sus muertos.

La nueva especie ha sido denominada ‘Homo naledi’, en honor a la cueva donde fue encontrada. Naledi significa “estrella” en la lengua sudafricana Sesotho.

Los fósiles de la especie fueron desenterrados en una profunda cueva cerca de los conocidos yacimientos de Sterkfontein y Swartkrans, unos tesoros encontrados a 50 kilómetros al noroeste de Johannesburgo, capital de Sudáfrica, que llevan décadas aportando varias piezas del puzle de la evolución humana.

En el lugar no se encontraron otros restos de otras especies y los huesos no tenían marcas de garras ni dientes, lo que sugiere que no fueron despojos de un depredador o presas de una trampa.

“Parece que, tras eliminar todas las otras posibilidades, el ‘Homo naledi’ se deshacía deliberadamente de sus cadáveres de una forma repetida”, dijo Berger. “Eso nos indica que se veían a sí mismos como diferenciados de otros animales y de hecho quizás del mundo natural”, dijo.

El ‘Homo naledi’, descubierto en la cueva en 2013, tenía un cerebro ligeramente más grande que el del chimpancé, pero su época sigue siendo un enigma, dijo Berger. “Homo naledi es un mosaico de caracteres de forma, es decir, tiene un tronco con forma de embudo, no en forma de barril como el de los hombres actuales, sino parecido a una pirámide, un rasgo propio del Australopithecus o de los grandes simios actuales como el chimpancé”, explicó a la agencia EFE el investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y coautor del estudio, Markus Bastir.

En conjunto, este homo, de 1,50 metros y unos 50 kilos, tiene rasgos de Australopithecus pero es más grácil que esta especie. En cuanto a la datación del fósil, los expertos aún no se atreven a dar una porque la ausencia de otros fósiles animales está complicando el análisis.

Fuente.

No hay comentarios