La historia de Chris Kyle, miembro de la U.S. Navy SEAL, y francotirador de su país con mayor número de víctimas confirmadas (160), que participó en la Guerra de Irak, y murió -paradójicamente- de un disparo en febrero del 2013. Dirigida por Clint Eastwood  y protagonizada por Bradley Cooper y Sienna Miller.

No hay comentarios