El escultor alemán Julian Voss-Andreae se ha especializado en crear obras con láminas de acero que “aparecen y desaparecen” según el ángulo en el que se miren.