Existen en nuestro país diferentes tipos de estufas ecológicas para medios rurales, algunas con tecnologías innovadoras y ciertamente amigables con el medio ambiente y la salud de las personas; sin embargo, en las licitaciones que realizan los gobiernos estatales con fondos federales, casualmente siempre ganan las mismas, sí, aquellas estufas con añeja tecnología de más de 20 años y hoy poco eficientes.

Anoche tuve una charla muy interesante con Bernardo Rodríguez González, Fundador y coinventor de la estufa de leña “La Mera Mera”, un proyecto que busca fomentar el futuro en las cocinas de los hogares rurales y sectores vulnerables del país, con una tecnología que privilegia, primero que nada, la salud de las personas, el cuidado de nuestros recursos naturales, el apoyo a la economía familiar y a la vez la dignificación de sus hogares.

La Mera Mera es una estufa de leña ecológica que garantiza reducir al mínimo el gasto de leña para combustible, “con nuestra estufa se cocina con las puras ramas, no hay que talar el árbol”, aseguró Bernardo. A su vez, evita que quienes la utilicen estén tan expuestos al humo que es un importante factor de enfermedades respiratorias, de la piel y oculares.

Estas estufas están certificadas por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI); además, en 2015 este grupo de emprendedores regiomontanos participaron en una convocatoria del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en la que hubo más de 50 mil proyectos, de los que 800 fueron aprobados, y ellos obtuvieron el 6º. lugar con lo que recibieron apoyo de la Institución para diseñar y fabricar su estufa de leña ecológica.