Madonna le dedicó una canción al Papa Francisco durante el concierto ofrecido por la cantante en Filadelfia, donde el Pontífice hará la última parada de su gira por Estados Unidos.

“Puesto que el ’Popey-wopey’ está en camino para acá, quiero dedicarle a él esta canción”, expresó antes de interpretar una emotiva versión de “La Vie en Rose”.El concierto estuvo acompañado por varias referencias al Pontífice: “Las reglas son para los tontos. Por eso me gusta el nuevo papa. Parece ser muy tolerante”, dijo la cantante.

Madonna, quien creció en el seno de una familia católica romana en Michigan, tiene un historial de conflictos con el Vaticano. Su video de 1989 de “Like A Prayer” contenía imágenes que indignaron a líderes religiosos, como estigmas y cruces en llamas. Su influyente gira de 1990 “Blond Ambition” incluyó masturbación simulada y generó condenas del Vaticano. En su gira de 2006 “Confessions”, montó una crucifixión ficticia a pocos kilómetros del Vaticano.

Fuente.