Un día que será recordado por la humanidad es el 20 de julio de 1969, la conclusión exitosa de la misión del Apolo 11 con la llegada del primer hombre a la Luna, el estadounidense Neil Armstrong. Pero, después de 50 años y con todo el avance tecnológico que hemos presenciado, nadie ha vuelto a pisar este lugar, se ha orbitado, pero nadie ha vuelto a pisar a nuestro satélite.

Sin embargo, el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, para el 2024 nuestro país vecino planea una nueva hazaña, solo que en esta ocasión llevarán a la primera mujer astronauta.

 “Como el presidente Donald Trump ha dejado claro: la política de esta Administración es que Estados Unidos vuelva a enviar astronautas estadounidenses a la Luna dentro de los próximos cinco años. […] La primera mujer y el próximo hombre en la Luna serán estadounidenses, lanzados por cohetes estadounidenses desde suelo estadounidense“, comentó Pence durante la reunión nacional del Consejo del Espacio.

Jim Bridenstine, administrador de la Nasa, respondió en respuesta al plan del gobierno de Trump, que está dispuesto a aceptar el reto.