Estados Unidos y Cuba concluyeron una reunión preliminar para definir las pautas de su futuro diálogo sobre derechos humanos, un encuentro donde “se pusieron en evidencia” las marcadas diferencias de ambos países sobre el asunto, aunque dentro de un “clima de respeto”, según la delegación cubana.

Fuentes del Departamento de Estado de EEUU, donde se celebró la cita bilateral, confirmaron que la reunión celebrada en Washington, concluyó a primera hora de la tarde. Una de las integrantes de la delegación cubana, la embajadora de Cuba en Ginebra, Anayansi Rodríguez Camejo, aseguró que las conversaciones “se desarrollaron” como esperaba el Gobierno cubano, “en un clima de profesionalidad y respeto, sobre bases recíprocas, sin discriminación de ningún tipo”.

La reunión buscaba definir la estructura y la metodología de un futuro diálogo sobre derechos humanos, probablemente el más espinoso en el proceso de normalización de relaciones diplomáticas iniciado el pasado diciembre. Rodríguez opinó que hay “diferencias sustanciales de percepciones e incluso de balance”, en materia “de derechos civiles y políticos y de derechos económicos sociales y culturales”.

Cuba ve esos derechos “de una manera indivisible, interconectada, integral”, y cree que “no tienen unos un valor superior a los otros”, agregó. Por el momento, la delegación estadounidense no ha hecho comentarios a la prensa sobre la reunión de ayer y ninguna de las dos partes ha confirmado si se habló de una fecha para el comienzo del diálogo a fondo.

Fuente.

No hay comentarios