De los 100 compromisos de gobierno que hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador al tomar el cargo, apenas tres tienen relación directa con el medio ambiente y ninguno se está cumpliendo.

Los recortes de recursos a instituciones ambientales en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, la inacción del gobierno ante la desaparición de especies y la pesca ilegal, así como el freno a la inversión de energías limpias y la preferencia por combustibles fósiles son algunos de los grandes rezagos que expertos y ambientalistas destacan en la política de la actual administración.

Especialistas consultados por Animal Político explican por qué no ven una respuesta seria en el cuidado ambiental en lo que va de la administración.

Para Alejandro Castillo, director asociado de conservación marina y pesca sostenible de Pronatura Noroeste, organización conservacionista con casi 30 años de trayectoria, el presupuesto presentado por el gobierno federal a medio ambiente es decepcionante, principalmente en el que piensa destinar a las 182 Áreas Naturales Protegidas de México.

“El presupuesto que le está asignando a sus áreas protegidas, que se supone que son lo mejor del territorio nacional es del .018%, es nada para una sexta parte del territorio nacional”, dice Castillo en entrevista y recuerda que esta comisión está a cargo de cuidar el 22% del territorio en México.

Anaid García Tobón, investigadora del área de Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción de Fundar, explica que en los últimos años no solo se ha reducido el dinero para la Comisión de Áreas Protegidas, sino que también ha aumentado la cantidad de trabajo debido a que se han declarado más zonas bajo protección de la Conanp.