La costa sureste de Estados Unidos se encuentra alerta ante la llegada del huracán Florence, una de las tormentas más fuertes en azotar esta región en décadas.

El gobernador de Carolina del Sur ordenó la evacuación de todo el litoral del estado, por otro lado, Carolina del Norte y Virginia fueron declarados en estado de emergencia.

Los expertos y autoridades informan que Florence es una tormenta categoría 4 con vientos de 220 km/h y que está ganando fuerza.

Se espera que toque tierra entre Carolina del Norte y Carolina del Sur este próximo jueves.

El Centro Nacional de Huracanes dice que Florence tiene las características de un evento meteorológico catalogado como “Extremadamente peligroso” se prevé que Florence impactará en Las Carolinas (costa sureste del país) entre la noche del jueves y madrugada del viernes con vientos superiores a los 209 km/h.