El gobernador de California, Jerry Brown, promulgó por primera vez en la historia del estado, una orden ejecutiva que obliga a reducir en 25 por ciento el uso del agua en todo el estado, como consecuencia de la peor sequía que enfrenta la entidad desde hace cuatro años.

Brown, acompañado por funcionarios de su gobierno, dijo que había ordenado a la Junta de Control de los Recursos del Agua del Estado implementar la medida, al señalar que “hoy estamos parados sobre un césped seco donde tendría que haber un metro y medio de nieve”, destacó al hacer su anuncio desde la Sierra Nevada. “Esta sequía histórica exige acciones sin precedentes”, aseveró.

“Como californianos debemos unirnos y ahorrar agua de cualquier forma posible”, dijo el gobernador mientras invitaba a todos los residentes del estado a colaborar con estas restricciones. Entre las medidas urgentes, que nunca antes un gobernante en el estado hubiera ordenado, está la disposición para que la Junta de Control de Recursos de Agua de California (CWRCB, por sus siglas en inglés) reduzca de forma obligatoria el consumo de agua en 25 por ciento.

La orden también considera reemplazar 50 millones de pies cuadrados de césped en todo el estado con la asistencia del gobierno y sus colaboradores de jardinería. Pero además, convocó a agencias del agua a incrementar el precio del servicio para ver si golpeando el bolsillo de los usuarios se crea una cultura de ahorro.

Fuente.

No hay comentarios