Ha sido un grupo de ambientalistas, biólogos, consultores ambientales, así como investigadores y catedráticos de la Universidad Veracruzana e Inecol, quienes solicitaron de manera formal al gobernador Cuitláhuac García Jiménez la permanencia y continuidad del Fondo Ambiental Veracruzano, debido a que este fideicomiso público “ha constituido una estrategia muy valiosa para impulsar actividades de conservación ambiental de un estado muy frágil al respecto”.

A través de un documento que entregaron a la oficina del mandatario e hicieron público, los especialistas recordaron que el Fondo Ambiental Veracruzano está constituido por recursos provenientes de la verificación vehicular y la evaluación de manifestaciones de impacto ambiental y que el 60% de éste ya “es retenido en la Secretaría de Finanzas para atender otras prioridades de gobierno”, por lo que el 40% restante se canaliza de manera directa al FAV.