El diario británico The Guardian, en su investigación “Revealed: the 20 firms behind a third of all carbon emissions” reveló a las 20 empresas de combustibles fósiles que son responsables del 35% de las emisiones contaminantes de dióxido de carbono y metano en el mundo desde 1965.

Las compañías energéticas son responsables de un tercio de las emisiones de dióxido de carbono y metano. Por ejemplo, las plantas de producción de energía eléctrica que trabajan a partir de la combustión de carbón son las principales responsables de la contaminación del aire, según el último informe de European Environment Agency (EEA).

El carbón, además de ser el principal combustible para la generación eléctrica, también es usado usado en las grandes instalaciones industriales como las refinerías, producciones químicas o acería. Todas provocan que las emisiones de CO2, dióxido de sulfuro (SO2) y óxido de nitrógeno (NOx) se incrementen.

La mayoría de ellas son empresas estatales, es decir, pertenecen a un gobierno. La lista la encabeza Saudi Aramco, propiedad del Estado de Arabia Saudita, y le siguen Gazprom de Rusia, National Iranian Oil de Irán, Coal India de India, Petróleos de Venezuela de Venezuela, Pemex de México, PetroChina de China, Abu Dhabi National Oil de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait Petroleum de Kuwait, Iraq National Oil de Iraq, Sonatrach de Argelia y Petrobras de Brasil.