Aunque las autoridades de la Ciudad de México han confirmado que este año no se realizará un evento masivo con motivo de los festejos patrios, en el Zócalo ya fueron colocados los adornos en diferentes edificios gubernamentales; no obstante, estos generaron polémica entre los usuarios de redes sociales por su similitud con el logotipo del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

En las plataformas digitales, una importante cantidad de personas mostraron su molestia, pues argumentaban que se había cambiado el escudo nacional por el del partido que gobierna en la capital. Una de las críticas más férreas al respecto fue la de Felipe Calderón, quien mencionó que no era posible modificar este símbolo patrio.

“Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales: Artículo quinto, toda reproducción del Escudo Nacional deberá corresponder fielmente al modelo a que se refiere el artículo segundo de esta ley, el cual no podrá variarse o alterarse bajo ninguna circunstancia”, refirió el ex presidente, quien finalizó su publicación con el hashtag #RespetenElEscudo.

Cabe mencionar que lo referido por el ex mandatario es correcto. Además, en la misma legislación también se señala que el Escudo Nacional está conformado por “un águila mexicana, con el perfil izquierdo expuesto, la parte superior de las alas en un nivel más alto que el penacho y ligeramente desplegadas en actitud de combate; con el plumaje de sustentación hacia abajo tocando la cola y las plumas de ésta en abanico natural”.

Sin embargo, ante las críticas que generó este tema en redes sociales, el gobierno de la capital publicó un comunicado en donde puntualizó que no se trataba de una modificación del símbolo patrio, sino que era el símbolo del Águila Juarista de la Segunda República Federal de los Estados Unidos Mexicanos, que “fue adoptado por el Congreso de 1867 a 1887″.

Asimismo, especificó que de acuerdo con los estatutos registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Morena no tiene un isotipo, es decir, una imagen simbólica que lo represente, pues su logotipo únicamente está conformado por su abreviatura en letras minúsculas. Con esta explicación, el gobierno de la capital dijo que se estaba asegurando el derecho a la memoria y reiteró su posición en torno a que se evite asistir a plazas públicas el 15 y 16 de septiembre a conmemorar el Día de la Independencia, lo cual se contrapone a lo dicho por el presidente López Obrador, quien ha asegurado que se llevará a cabo una ceremonia en la plancha del Zócalo.