El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, informó que se contará con un fondo de 1,000 millones de pesos para prevenir y contener el impacto por el coronavirus en la entidad.

Para integrar el fideicomiso la Secretaría de Gobierno y la Secretaría de Finanzas y Tesorería General del estado estimaron que el gobierno estatal aportará 600 millones de pesos, otros 160 millones los aportarán los organismos descentralizados y se pretende contar con los alcaldes para reorientar más de 200 millones de pesos del fondo de infraestructura.

“Se reunirán con el Congreso local para pedir autorización y tener el decreto, para que los municipios puedan redireccionar el fondo de infraestructura, la idea es que ellos operen este fondo para apoyar a la gente”, expresó el mandatario.

Además, se pedirá a los presidentes de los partidos políticos que puedan reducir gastos y aportar la diferencia.

El objetivo es reconvertir varias áreas de los hospitales públicos para que estén preparados para las personas que deban ser internados por el Covid-19. Por ejemplo se equipó el Hospital Metropolitano y se hará lo mismo con el Hospital de Tierra y Libertad y se dispondrá de 3 pisos en el Hospital de Alta Especialidad y Medicina Avanzada.