En un nuevo fallo adverso, la Corte Suprema de Justicia determinó este jueves dar acceso a las declaraciones de impuestos de Donald Trump.

La decisión dice que el presidente no puede blindar algunos de sus reportes financieros, como su registro impositivo, ante los fiscales de Nueva York.

Siete jueces apoyaron la decisión ante sólo dos en contra. Se conoce que la disposición no tendrá efecto inmediato y que los abogados del mandatario todavía tienen vías legales para retrasar su ejecución.

“Hace doscientos años, nuestro tribunal estableció que ningún ciudadano, ni siquiera el presidente, está categóricamente por encima del deber común de presentar pruebas cuando se le solicita en un proceso penal”, señala el fallo.

El fiscal Vance celebró la decisión de la Corte como «una tremenda victoria para el sistema de justicia de nuestra nación y su principio fundamental de que nadie, ni siquiera un presidente, está por encima de la ley».

“Nuestra investigación, que se ha retrasado casi un año por esta demanda, se reanudará, guiada como siempre por la solemne obligación del gran jurado de seguir la ley y los hechos, donde sea que estos nos lleven”, dijo Vance.

Incluso si los registros financieros de Trump son entregados a los fiscales por la firma de contabilidad Mazars, pueden permanecer ocultos a la vista del público debido al secreto del gran jurado.

Trump denunció ser víctima de «enjuiciamiento político», en una serie de tuits furiosos.

La Corte Suprema falló 7 a 2 contra Trump en un caso presentado por el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr, un demócrata que busca obtener ocho años de registros financieros del presidente en relación con un supuesto pago de “dinero secreto” hecho a la actriz porno Stormy Daniels.