Waldo Fernández, diputado federal con licencia, declinó la designación hecha por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD para que fuera su candidato al Senado en el estado de Nuevo León.

“La decisión obedece a que tras analizar el escenario político en el Estado, en donde los partidos que integran el Frente tendrán distintos candidatos para el Senado, no existen las condiciones para una candidatura crítica que no caiga en la incongruencia y ante ello prefiero no participar”.

El legislador señaló que en este escenario tan confuso corría el riesgo de que su candidatura fuera funcional y ayudara o impidiera el triunfo de alguien más.

“Ahí está el ejemplo de que el PAN de Nuevo León, teniendo razón o no, me demanda por una columna de televisión en la cual les hago una crítica, pero luego ambos, ellos y yo, vamos a salir a la calle a pedir el voto por el mismo candidato presidencial.

Y agregó: “En este orden de ideas saldría a una elección con freno de mano, puesto que hacer crítica del PAN o MC afectaría al Frente y en última instancia corro el riesgo de ser funcional y ayudar o impedir el triunfo de alguien más. Bajo estas circunstancias mi mayor aporte al Frente es no participar”.

Sobre su relación con el PRD, dijo estar agradecido por la oportunidad que le dio ser Diputado Federal y destacó que tal decisión no significa que se vaya a retirar de la política.