El presidente dijo el viernes que renovará sus esfuerzos para poner fin a las protecciones legales para centenares de miles de inmigrantes jóvenes que fueron traídos de niños a Estados Unidos, luego que la Corte Suprema rechazó su primer intento.

Donald Trump criticó el fallo del tribunal de que su administración actuó inapropiadamente al anular el programa conocido como DACA en el 2017. El jefe de la corte John Roberts se sumó a los cuatro miembros liberales en una votación de 5-4 el jueves.

Por medio de una orden ejecutiva, Trump pudiera aún eliminar la capacidad de 650,000 jóvenes inmigrantes para vivir y trabajar legalmente en el país. Y en ausencia de una respuesta legislativa en el Congreso, continúa la incertidumbre para muchos inmigrantes que no han vivido fuera de Estados Unidos.

“La Corte Suprema nos pidió reintroducir documentos sobre DACA, ni perdimos ni ganamos. Simplemente patearon el balón como en un partido de futbol americano (donde ojalá todos permanecieran de pie en honor a nuestra honrosa Bandera Nacional). Volveremos a introducir documentos en breve”, tuiteó el mandatario.

Ken Cuccinelli, jefe interino del Servicio de Ciudadanía e Inmigración, dijo el viernes que el gobierno estaba empezando de nuevo. “Tenemos que movernos lo más pronto posible para poner opciones ante el presidente”, le dijo al programa rápidamente “Fox & Friends”.

“Eso deja abierta la solución apropiada que mencionó la Corte Suprema y eso es que el Congreso haga su trabajo”, dijo.

Cuccinelli dijo que el senador demócrata Dick Durbin hizo algunos comentarios positivos en esa dirección el jueves por lo que el gobierno piensa que es posible una conversación constructiva con el Congreso. Pero expertos dicen que no hay tiempo suficiente para anular el programa de ocho años antes de las elecciones de noviembre y dudan que el gobierno vaya a tratar, porque DACA es popular entre los votantes.