@lopezobrador_ Vs @MiguelManceraMx: Ring electoral

0
1009

Agradezco a Bárbara Zucker la oportunidad de colaborar en su medio electrónico; espero que mi aportación los invite a la reflexión sobre los temas que son del dominio público y que mantienen la atención permanente de los Ciudadanos, sin importar la filiación partidista o convicción política.

Mis reflexiones se dan en el contexto de que el quehacer de partidos y de gobierno, nos cuesta a todos y por el hecho de que son cantidades abismales de dinero las que se manejan, debe ser excelente; pero no: se privilegia el desencuentro, las descalificaciones, debiendo ser lo medular El quehacer de gobierno e institucional el foco de atención, no la política electorera, que no beneficia en mucho, pero que es un derecho de Ciudadanos y de partidos, cada tres y seis años; la ley, es la ley.

El quehacer de partido, funda el quehacer de gobierno; en esta ocasión les comparto la reflexión de la presente columna que se titula: @lopezobrador_ Vs @MiguelManceraMx: Ring electoral.

El viernes próximo pasado, Don Carlos Navarrete, en su calidad de dirigente máximo del Partido de la Revolución Democrática y/o PRD, se sirvió destapar al abogado Miguel Mancera como la opción natural y uno de los primeros aspirantes a la presidencia de la república en 2018; dicho anuncio, causa revuelo en un contexto de declaraciones que se dan previo a las elecciones intermedias de 2015 para renovar la Cámara de Diputados, Delegaciones y otros cargos públicos; los resultados de las presentes elecciones, definirán estructuras de partidos y correspondientes apoyos dentro de los partidos, para quienes aspiran a ganar la silla presidencial; prematuro, pero se da; en estos tiempos de quehacer electrónico en que la información por las redes sociales, fluye y vuela, por tal motivo, cualquier declaración adelanta escenarios y prevé situaciones que se generen de tales eventos.

Un adelanto de dicha declaración, será el escenario de las reacciones de otros aspirantes naturales a la presidencia de la república por ese partido político; ante un posible desenlace de previa ruptura, Don Carlos se vió en la imperiosa necesidad de suavizar el tono de sus declaraciones agregando, que: después seguramente se agregarán a otros precandidatos a la presidencia.

Los hechos ya referidos, trajeron a Carlos Navarrete y Miguel Mancera una consecuencia inmediata: Andrés Manuel previamente declaró la guerra y sentenció enfático a Mancera como jefe de gobierno, que sacara las manos de territorio electoral; esto trae una consecuencia lógica: López Obrador acaparará los reflectores llamándose victima de la corrupción del partido en el gobierno del Distrito Federal, y adelantará fraude por anticipado en las presentes elecciones intermedias; tendrá un pretexto más para añadir al PRD como el partido de los más corruptos y de asociado de sus amigos: PRI y PAN aunque sean de izquierda.

Un factor que debe tomarse en cuenta, es la salida de destacados perredistas que se han sumado a Morena para conformar el grupo parlamentario de ese partido en la Cámara de Diputados, y otros, organizado trabajos para estas elecciones; todos, serán un equipo que apoye a López Obrador para afianzarse frente el PRD, enemigos de Mancera, buscarán dentro y fuera la posibilidad de tratar de debilitarle las intenciones para que Mancera no pueda acceder a la nominación presidencial; el fuego amigo no se hará esperar, en un entorno donde dicho partido amarillo, no tiene fortaleza debido a varios escándalos que evidencian falta de limpieza democrática, resquebrajamiento y desbandada hormiga hacia Morena.

Mancera lleva la delantera, aunque sus detractores digan que lo desacredita su postura de jefe de gobierno; López Obrador es especialista en obtener beneficios de escenarios adversos; nunca pierde en sus batallas, aunque la guerra no sea del todo clara; de porqué y para qué. Mancera ante la andanada de conflictos generados por su adelantado destape, dijo: “Es muy prematuro para destapes, te vuelves a tapar y ya”.

Dejé la cereza del pastel para el final: Relativo al mensaje de Andrés Manuel López Obrador a Mancera de “si quiere ser candidato de un partido corrupto como el PRD está en su derecho”, el jefe de gobierno dijo que no va a participar en responder a la calificación de ninguno de los partidos que están en la contienda electoral, ya que las calificaciones propias de las contiendas políticas y se antoja que cada vez será más intenso el escenario que vamos a vivir en la Ciudad de México; dejó al peje como lagarto de Macuspana: enojado y con ganas de seguir echando bronca; así se quedará López Obrador al parecer.

Este escenario de desencuentro natural entre el PRD y López Obrador, genera un botín de primera mano para el PRI y PAN en 2018; nadie pierde, al final: todos ganan con los fondos públicos destinados al quehacer de partido y sobre todo: al electoral de 2018; jugoso botín Constitucional; es la ley.

El round obligado de las izquierdas y luego la operación cicatriz correspondiente es entre Carlos Navarrete, representante de los Acosta-Chuchos-Mancera y López Obrador.

Agradezco su tiempo a estas reflexiones.

No hay comentarios