Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, llega a Washington, DC, para una visita de dos días, en donde se reunirá por segunda ocasión con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El primer encuentro formal entre Trudeau y Trump se dio en la Casa Blanca el 13 de febrero pasado, cuya cordialidad dio calma a los inversionistas y exportadores canadienses, sobre todo cuando el presidente electo prometió que sólo haría “pequeños ajustes” a su relación con Canadá dentro del TLCAN.

Sin embargo, una vez que tomó posesión, el mandatario estadunidense arremetió contra las importaciones de madera y lácteos canadienses, y prometió imponer aranceles.

El 25 de abril pasado Estados Unidos impuso aranceles de 20 por ciento en promedio a la importación de maderas canadienses para construcción, a lo que Ottawa respondió con un “O negociamos o litigamos”.

Trump impuso aranceles compensatorios de entre 3.2 por ciento y 24.12 por ciento a la madera canadiense por considerar que está subsidiada, iniciando la quinta batalla maderera entre Canadá y Estados Unidos en tres décadas.

Canadá y Estados Unidos comparten una frontera de ocho mil 891 kilómetros, por la que diariamente atraviesan bienes y servicios por más de dos mil millones de dólares y más de 400 mil personas.

Fuente.