A partir de este lunes todos los lugares públicos cerrados y muchos otros al aire libre en Beijing tendrán que quedar 100 por cien libres de humo, incluyendo las escuelas primarias y secundarias, las gradas de los estadios deportivos y los hospitales que tratan a mujeres o niños, según el diario China Daily.

Los infractores serán sancionados con multas de hasta 200 yuanes (32 dólares), y los propietarios de los establecimientos serán castigados con un máximo de 10.000 yuanes. “Beijing ha establecido un estándar muy alto y ahora esperamos que otras ciudades chinas y el mundo puedan seguir el excelente ejemplo de la capital”, subrayó Bernhard Schwartlander, representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China.

El gobierno de Beijing está formando a varios miles de inspectores quienes serán responsables de la inspección e imposición de multas, así como a miles de voluntarios comunitarios, quienes también serán movilizados para apoyar la aplicación de la regulación, de acuerdo con la Oficina de la OMS en China. Zhang Jianshu, presidente de la Asociación del Control de Tabaco de Beijing, indicó que será difícil implementar la regulación en algunas áreas donde fumar es frecuente, tal como clubes nocturnos.

La capital china recibió el domingo el Premio del Día Mundial Sin Tabaco por ser líder en la adopción de una nueva y dura regulación antitabaco, expresó Shin Young-soo, director regional de la Oficina Regional del Pacífico Occidental de la OMS.

Fuente.