Durante la conferencia de prensa del jueves 13 de agosto, secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dio a conocer los detalles del acuerdo entre el gobierno de México, de Argentina, la farmacéutica AstraZeneca y la Fundación Slim para producir y distribuir la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford.

El funcionario federal explicó que a partir de esta alianza se llegó a un acuerdo de producción, por lo que después de que se den a conocer los resultados de la Fase 3 en el mes de noviembre, el siguiente paso sería la evaluación y autorización de las autoridades regulatorias del país, es decir, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). “En cuanto la autoridad regulatoria decida autorizarlo, estaríamos en condiciones de iniciar la producción de la vacuna”, comentó Ebrard Casaubón, quien también detalló que en este proceso participarán un laboratorio en Argentina y uno en México, por lo que la cadena de producción será latinoamericana.

La participación que tendrá el laboratorio mexicano, comentó Ebrard, se basará en llevar a cabo el envasado y terminado para después comenzar su distribución a lo largo del país, así como hacia la región.

Marcelo Ebrard destacó que la cadena de producción será latinoamericana “El propósito de AstraZeneca, de la Fundación Slim y de la Universidad de Oxford no es el lucro, es garantizar que América Latina tenga acceso a esta vacuna y esa misma es la motivación del gobierno de México y del de Argentina”, comentó el canciller para después detallar que la estimación actual para la producción iría de 150 a 250 millones de vacunas.

También resaltó el hecho de que a partir de este acuerdo, los tiempos para que la región obtenga una vacuna se reducirán de manera importante, pues si antes se pensaba que el medicamento podría tardar más un año en llegar a la población, “se adelantaría seis o siete meses y esa diferencia es todo para la economía y la salud”.

En este sentido destacó que la participación de la Fundación Slim será de suma relevancia para poder garantizar el inicio de la producción “en tiempo y forma”, mientras que los gobiernos se encargarán de la distribución y administración de las vacunas con los diferentes países.

No hay comentarios