Decenas de representantes de gimnasios, acudieron a las afueras de la Secretaría de Salud de Nuevo León para exigir al Doctor Manuel de la O Cavazos, que les permitieran volver a operar.

La protesta tuvo lugar sobre la calle Matamoros en donde los protestantes reprocharon la falta de atención de los funcionarios estatales para considerar su regreso a los locales.

Dicha arteria se mantuvo bloqueada desde las 11:30 horas y perduró hasta las 13:00 horas. Asimismo, los inconformes dijeron que buscarán una indemnización al estado por las pérdidas generadas por la pandemia del Covid-19.

Se calcula que hay un aproximado de tres mil a tres mil 500 establecimientos de este giro que se han visto afectados tras la suspensión de actividades.