La cadena de restaurantes de comida rápida McDonald’s anunció que dejará de ofrecer pollo y leche con hormonas artificiales en los menús de sus locales en Estados Unidos.  La empresa detalló que de forma gradual retirará de sus menús la carne de pollos criados con antibióticos que se utilizan también en medicina humana.

“Nuestros clientes solo quieren alimentos que les hagan sentir bien, desde la granja hasta el restaurante”, dijo en un comunicado el presidente de McDonald’s en el país, Mike Andres. McDonald’s dejará también de ofrecer productos lácteos de vacas que hayan sido tratadas con la hormona artificial de crecimiento rBST (somatropina bovina recombinada).

Se trata de los últimos esfuerzos de la compañía para modificar sus menús y cumplir mejor las preferencias de los consumidores que exigen alimentos más saludables.

Fuente.

No hay comentarios