El uso en alimentos de aceites parcialmente hidrogenados, conocidos como grasas trans, no es seguro y estos productos deben ser retirados del mercado en un plazo de tres años señaló este martes la Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA, de EE.UU.

Diversas pruebas científicas han mostrado que el consumo de grasas trans eleva el nivel del llamado colesterol “malo” , según la entidad que regula el uso de alimentos, medicamentos y cosméticos que se comercialicen en el mercado de Estados Unidos.

“Esta acción de la FDA contra la mayor fuente artificial de grasas trans demuestra el compromiso de la agencia con la salud cardíaca de los estadounidenses” , señaló el comisionado Stephen Ostroff al anunciar la medida. Utilizados en productos de uso común como las palomitas de maíz (popcorn) para microhondas, margarinas y pizas congeladas, las grasas trans no son benéficas para la salud según habían establecido previamente investigaciones de los institutos de salud estadounidense.

Desde 2006 los fabricantes de estos productos en Estados Unidos estaban obligados a colcar información en sus empaques que advirtiera claramente a los consumidores del uso de este tipo de grasas.

Fuente.