Un camión bomba cargado con tres toneladas de explosivos causó la muerte de 120 personas en un mercado en Bani Saad, una ciudad cercana a Bagdad, según el jefe del gobierno de la provincia de Diyala, Muthana al Tamimi. La explosión dejó heridas a 130 personas.

El ataque se lo atribuyó el Estado Islámico (EI) mediante una cuenta de la red social Twitter. Se trata de uno de los más sangrientos desde que el grupo yihadista conquistó territorios en Iraq hace un año.

Además de estas cifras, se indicó que hay 20 personas desaparecidas, cuyos cuerpos habrían sido desintegrados por la explosión del camión bomba. El estallido causó la destrucción de 50 locales comerciales, 70 vehículos y un gran cráter en el suelo.

Según informaron las autoridades, la mayoría de los fallecidos eran civiles que realizaban sus compras con motivo de la festividad de Aid al Fitr con la que se celebra el fin del mes sagrado del Ramadán en la que muchas familias suelen acudir a plazas, parques y mercados para comprar dulces y regalos. Muzanna al Tamimi, gobernador de la provincia de Diyala, ordenó la cancelación de las festividades y tres días de luto y suspendió todas las celebraciones religiosas.

Fuente.

No hay comentarios