París comenzó este lunes los trabajos para proteger la Torre Eiffel con un nuevo muro de cristal a prueba de balas y unas vallas metálicas, ante el eventual riesgo de atentados terroristas.

El muro reemplazará las barreras de metal provisorias que se colocaron alrededor del monumento en 2016, confirmaron este lunes las autoridades locales.

Las medidas de seguridad costarán unos 20 millones de euros (23.9 millones de dólares) y se espera que estén terminadas para mediados de 2018, antes de los tradicionales festejos del 14 de julio.

En 2016 la Torre Eiffel fue el cuarto sitio turístico más concurrido, con casi 6 millones de visitantes.

Las autoridades francesas han aumentado las medidas de seguridad en torno a sitios emblemáticos, en respuesta a los ataques sufridos en París, Niza y otros lugares, que dejaron más de 230 muertos desde principios de 2015.

Fuente.

No hay comentarios