La fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, consideró hoy necesaria la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, señalado de posible responsabilidad en un caso de corrupción en la autoridad recaudadora de impuestos.

La también jefa del Ministerio Público (MP) dijo en rueda de prensa que aun cuando el gobernante se mantenga en el cargo, la institución continuará la persecución penal contra Pérez Molina. Explicó que la renuncia agilizaría la investigación y las diligencias que se llevan a cabo en el caso conocido como La Línea, un grupo dedicado a la defraudación que operaba desde la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Aldana aseveró que la investigación contra Pérez Molina llegará hasta sus últimas consecuencias y que de ser necesario se le procesará aun estando en funciones de presidente de Guatemala. Por el caso de La Línea, grupo criminal desarticulado el 16 de abril, guarda prisión la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, quien renunció el pasado ocho de mayo ante numerosas movilizaciones ciudadanas en su contra por corrupción.

Baldetti es procesada por los delitos de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera. El MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG, dependencia de las Naciones Unidas) anunciaron el pasado 21 de agosto la captura de Baldetti y el pedido de antejuicio (retiro de la inmunidad) contra el presidente Pérez Molina.

Fuente.

No hay comentarios