En el penal de San Miguel el conductor de la empresa Cabify, Ricardo “N”, recibió notificación de orden de aprehensión por el presunto delito de homicidio con agravante de género (feminicidio) por el asesinato de la universitaria Mara Fernanda Castilla Miranda.

El socio de dicha empresa de servicios ya estaba detenido en el Centro de Readaptación Social (Cereso) por el presunto delito de privación ilegal de la libertad de la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP); sin embargo, a petición de autoridades ministeriales se giró orden de arresto en su contra ahora por homicidio.

El fiscal general del estado, Víctor Carrancá Bourget, adelantó que solicitarán la pena máxima para el presunto asesino de Mara Fernanda, quien estuvo desaparecida desde el 8 de septiembre y cuyo cuerpo fue localizado el pasado viernes en una barranca de Puebla.

“Por el delito de feminicidio son 60 años, por violación 20 años y por privación de la libertad cinco años, así que podría ser una pena prácticamente de por vida”, adelantó. Se espera que en las próximas horas sea puesto a disposición de un juez de Control para que se le notifique y se abra la audiencia por el delito de homicidio.

Carrancá Bourget detalló que el cuerpo de Mara Fernanda —quien murió asfixiada y fue atacada sexualmente— fue entregado a sus familiares, quienes lo trasladaron a la ciudad de Xalapa, capital de Veracruz, de donde eran originarios.

“Ayer dimos cuenta de los resultados, ya se entregó el cuerpo a la familia, va a Veracruz, y las causas de la muerte quedaron establecidas, estrangulamiento y golpes básicamente”, agregó.

Fuente.

No hay comentarios