Ante la crisis que vive Europa en el Mediterráneo y situaciones como el alza de la migración infantil no acompañada en México, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés) lanzó una campaña para visibilizar los riesgos que implica que la gente salga de sus países pagando los servicios de un traficante de personas.

“Entre más cerradas y limitadas son las políticas de regulación de los flujos migratorios, entre más altos son los muros que se construyen a la migración, más alta es la demanda por parte de los migrantes de los servicios de quien les pueda facilitar el pasaje a través de estos muros. Esto es el tráfico de migrantes“, afirmó Antonio Mazzitelli, representante en México de la UNODC.

Según la Organización Internacional para las Migraciones, unas 40 mil personas migrantes han muerto desde el año 2000 en el proceso de ser traficados, la mayoría en el mar. Bajo la campaña “Trafico ilícito de migrantes negocio mortal”, la Oficina de Naciones Unidas busca prevenir este ilícito, llegando a los migrantes y sus familias los riesgos que implica contratar traficantes de personas.

Mensajes como “para el traficante sólo es dinero”, “un traficante no se detendrá por nadie en el camino” y “un traficante no se tirará al agua para salvarte”, la UNODC insistirá en que el tráfico de personas es un negocio mortal que favorece a la delincuencia organizada.

Fuente.

No hay comentarios