Hablaremos de esta campaña como si el fin de semana no conociéramos la cerveza y no hubiéramos tomado un trago de alcohol de esta marca, deben saber que publicitar una cerveza que se llama Indio en un país donde dicha palabra se utiliza de modo despectivo para referirse a la población indígena, cerca del 11% del total, es siempre una tarea compleja. Lo saben bien en el grupo Cuauhtémoc Moctezuma Heineken después de que su última campaña, #OrgullosamenteIndio, les haya convertido en trending topic con un mensaje que no era el que querían transmitir inicialmente.

Todo ocurrió cuando varios usuarios han compartido en redes sociales una publicación en la que aparecían posando con camisetas blancas en las que se leía un lema contra el racismo que tachaba una de sus tres palabras: ‘pinche’. En las otras dos se podía leer “orgullosamente indio”.

 

Todas ellas venían, además, acompañadas del mismo texto: “1 de cada 5 personas ha sido discriminada en nuestro país. Por un #MéxicoUnido, no discriminemos. #OrgullosamenteIndio”, rezaban las publicaciones. El problema que no han tardado en detectar las redes era que prácticamente la totalidad de los “portavoces” eran de tez blanca y, probablemente, nunca habían sido víctimas de discriminación racial.

La cerveza Indio confirmó lo que todos sospechaban. La gerente de la marca en México, Gisselle Villarreal explicó, en una entrevista con la agencia Notimex, que la idea inicial era llamar a personas “de diversas tonalidades de piel” a unirse a la campaña. El problema, según ha señalado, ha surgido cuando en el proceso, observaron que las personas que, de manera voluntaria, participaron y compartieron sus fotos tenían todas un tono de piel similar. “Al detectar el rumbo que tomaba la conversación decidimos suspender la actividad para no desvirtuar la verdadera esencia de esta iniciativa”, ha apuntado Villareal.