A casi seis años de la extinción de Luz y Fuerza del Centro, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) será cooperativa que operará 14 plantas eléctricas y 4 centrales de ciclo combinado.

“Nos entregarán todas la hidroeléctricas que hay. Son 14 plantas más un paquete de mil 700 megawatts para instalar cuatro plantas de generación de ciclo combinado en la zona metropolitana. Nosotros, en la cooperativa, seremos los dueños de los bienes y, además, seremos los propios patrones. Esto tiene que ser una cooperativa exitosa a corto, mediano y largo plazo”, anunció Martín Esparza, líder del SME.

Según da a conocer Karina Suárez en Reforma, la Secretaría de Gobernación (Segob) a través del subsecretario, Luis Miranda, encabezó las negociaciones para el resurgimiento del SME, y el 10 de junio, el Sindicato formó la cooperativa LF del Centro para asociarse con la firma portuguesa Mota-Engil (ME) a través un fideicomiso.

Ya con el nuevo acuerdo, el SME firmó un finiquito con el Gobierno mexicano en el que renuncia a pedir salarios desde que se quedaron sin trabajo tras la extinción de LyFC, por lo que en los próximos días, se determinarán las nuevas reglas del mercado eléctrico en el que podrán participar la CFE y otras compañías.

Fuente.

No hay comentarios