70 años después, nazi reconoce culpa moral

0
787

Un excontador del campo de concentración de Auschwitz, ahora de 93 años, declaró el martes a una corte alemana que sentía “culpa moral” por haber trabajado allí, pero dijo que no estaba seguro si sus acciones lo convierten en culpable legalmente.

Los cargos contra Oskar Gröning se remontan al periodo entre mayo y julio de 1944, cuando llegaron a Auschwitz 137 trenes con unos 425.000 judíos de Hungría. Al menos 300.000 de ellos fueron enviados directamente a las cámaras de gas, según la acusación. El trabajo de Gröning, entonces de 21 años y férreo partidario nazi, consistía en recolectar las pertenencias de los deportados cuando llegaban al campo y pasaban por un proceso de selección que determinaba que muchos fueran enviados a morir a las cámaras de gas.

Gröning inspeccionaba equipajes, recogiendo y contabilizando cheques bancarios que pudiera haber para enviarlos a las oficinas de la SS en Berlín y así ayudar a financiar la campaña nazi. “En términos morales, mis acciones me convierten en culpable”, dijo Gröning a la corte al inicio del juicio en la ciudad de Luneburgo, en el norte de Alemania. “Comparezco ante las víctimas con remordimiento y humildad (…) Respecto a si soy culpable en términos legales, ustedes decidirán”, añadió.

El juicio reabre el debate sobre si las personas que ocupaban pequeños cargos en la administración nazi y que no participaron directamente en el asesinato de 6 millones de judíos durante el Holocausto son responsables por los crímenes. El caso de Gröning también es inusual porque a diferencia de muchos otros miembros de la SS (por Schutzstaffel en alemán), la policía política nazi, él ha hablado abiertamente en entrevistas sobre su experiencia en Auschwitz.

Fuente.

No hay comentarios