Cinco años después de que estallara el escándalo WikiLeaks de la mano del periodista australiano Julian Assange, los cargos en su contra por abuso sexual en Suecia expiraron por haber superado el límite legal que rige en el país nórdico para desarrollar una investigación. Sin embargo, la fiscalía sueca seguirá investigando el delito más grave que recae sobre Assange, que es el de violación.

La denuncia, en tanto, estará en vigor hasta el 2020. El fundador de WikiLeaks sostiene que aún no existen garantías para evitar ser trasladado a Estados Unidos y ser juzgado allí por la filtración masiva de documentos oficiales. A pesar de haber sido retiradas parte de las acusaciones, la situación de Assange no cambiará, ya que permanecerá refugiado en la embajada ecuatoriana.

El acusado, quien no está imputado formalmente de ningún delito, defiende su inocencia, al afirmar que las relaciones sexuales fueron consentidas. Sin embargo, siempre eludió las citaciones de la fiscal encargada del caso, Marianne Ny.

Mientras la Fiscalía se obstinaba en pedir la comparecencia de Assange en Suecia, este proponía a los magistrados una audición por videoconferencia o en Londres. Ny aceptó finalmente esta solución en marzo de 2015.

Fuente.

No hay comentarios