Escribir siempre ha sido mi martirio, y no tengo miedo de que
crean que soy un cursi mientras trazo todo lo que pienso, siento o vivo.

Por eso estoy aquí, escribiendo sin saber si gustará lo leído,
expresando que amar me resulta más fácil que aparentar
porque para aparentar no importa la fe y yo con esa existo

Yo amo con mi ser, con mis defectos, con mis sueños, con mi voz y con mis letras, mis virtudes no las conozco y por eso no las cito.
Y aunque yo no encuentre un eco en tus adentros, aquí estoy, amando,
porque es tan fuerte mi amor que no me importa cuánto viva mi entrega,
yo amo mientras viva, mientras pueda, mientras quiera
mientras llega la luna para dormir y al alba, nuevamente caminar para cruzar la vereda y esperarte a ti, tus besos, tu piel entera

Y hoy te confieso que no logro entender la manera de amar de los humanos, aguantan, callan, se reprimen, lloran,  se gritan y soportan porque según ellos sólo es amor si duele y si lastima el alma entera

Pero yo conozco otros caminos,
esos que están llenos de risas, atenciones y caricias,
de pasión, de compromiso y de entrega
aunque yo en ti  bese nieves de colores,
con tus miles de aromas y sabores, pero frías todas ellas

Porque es tanta mi ansiedad, que me reconforta el sólo ver mis labios manchados de ti,
aunque tus caricias lleguen a lo lejos, como llega la nieve del  invierno
aunque tus arranques sean los gritos de la niña que llevas dentro
a la que yo quiero cuidar a pesar de las mordidas que  le marca a mi piel con sus desprecios
y te confieso que tomando un café con mi autoestima
me ha dicho que no soy el peor de los amantes y por eso mis silencios.

Pero quiero que sepas que nada me detiene ni me encadena,
y por eso estoy aquí, a tu lado, por tu inseguridad, por todo lo que desconoces y por lo que supones, por tus principios, por tus valores, por tus sueños y tus realidades
amando con locura tu boca, tu nariz, tu cadera
esa en donde  quisiera comenzar y terminar en una noche cualquiera.

Y  no me importa que no logres comprender cuanto te necesito,
y no me importa que no me demuestres tu amor como yo quisiera
hoy quiero decirte que en mi no hay túneles ni calabozos
que como hombre mi actuar es simple , sin espinas y sin nubes negras
yo te amo mientras viva, mientras pueda y mientras quiera
y sólo será mi freno la fecha de término que tú le escribas
a esta historia que inició de pronto, tal y como se iluminan los árboles en primavera