Supuesta banda de secuestradores que rapta niños para después extraer sus órganos. 

 

En las últimas semanas del mes de agosto una oleada de supuestos robos de niños en algunos estados de México se ha desatado y han comenzado a circular información en redes sociales por parte de padres familia y personas en general quienes incluso comparten comunicados aparentemente “oficiales” para advertir a la comunidad del peligro que corren los infantes.

Si bien este tipo de casos siempre han existido, la paranoia que se ha levantado a través de las redes sociales ha sido notoria, al tal grado que las procuradurías de algunos estados como Baja California Sur, Jalisco, Durango, Hidalgo y Colima, anunciaran a través de sus redes sociales la falsedad de los reportes sobre casos de privación de la libertad o rapto de menores.

La Fiscalía de Colima aclaró que no existen denuncias sobre casos de privación de la libertad de niños, y exhortó a la población a no difundir alertas falsas que únicamente generan desinformación y psicosis.

Por otro lado la Fiscalía General del Estado de Jalisco informó que la Policía Cibernética se encuentra investigando la autoría de los mensajes falsos que tiene como objetivo alterar a la población.