Miles de personas se manifestaron ante el Parlamento japonés para protestar contra un polémico paquete legislativo que permitirá entrar en combate a las tropas de esta nación oficialmente pacífica por primera vez desde la II Guerra Mundial.

Un número creciente de manifestantes, entre ellos muchos estudiantes universitarios y jóvenes familias, se unieron a la protesta para denunciar la controvertida legislación, mientras el partido gubernamental del Primer Ministro Shinzo Abe se prepara para aprobarla definitivamente antes del fin de la legislatura, a finales de septiembre.

La nueva legislación, que fue aprobada el mes pasado en la Cámara baja del Parlamento nipón, reinterpreta la pacifista constitución japonesa vigente desde el final de la II Guerra Mundial, para permitir a Tokio, por primera vez en 70 años, el envío de tropas al exterior, de cara a apoyar a países aliados, principalmente Estados Unidos.

Los organizadores afirmaron que 120 mil personas habían tomado parte en el evento en Tokio, y también hubo marchas en otras partes del país.

Abe y sus partidarios aseguran, en referencia a China, que estas leyes son necesarias para lidiar con un contexto de seguridad cambiante y difícil. Pero sus detractores aseguran que arrastrará a Japón a guerras lejanas para defender los intereses estadounidenses y muchos expertos creen que los cambios son anticonstitucionales.

La nueva legislación aún debe obtener el aval de la Cámara alta del Parlamento nipón.

Fuente.

No hay comentarios