La compañía de Estonia Vemenni, ha comenzado a hacer ensayos con Internet LiFi, que es una conexión inalámbrica similar al WiFi pero que se transmite a través de luces LED y que resulta ser cien veces más rápidos que la red WiFi promedio.

LiFi fue inventado por Harald Haas en la Universidad de Edimburgo, quien dijo que por medio de una bombilla LED se transmite internet de manera ultrarrápida.

El LiFi permitirá que una lámpara pueda iluminar una habitación y garantizar la conexión a internet.

Por ahora el único inconveniente de esta nueva transmisión de datos es que ha podido atravesar las paredes; no obstante, puede ser más seguro.

Las pruebas se han realizado en oficinas y entornos industriales en la ciudad de Tallinn, Estonia, y han conseguido transmitir datos a velocidades de un gigabyte por segundo.

Su creador asegura que puede utilizarse una bombilla LED para transmitir internet de manera ultrarrápida. El LiFi permitirá que una lámpara pueda iluminar una habitación y garantizar la conexión a internet. Sin embargo, aún tiene un inconveniente: no puede atravesar las paredes; no obstante, puede ser más seguro.

Fuente.