Un nuevo tipo de partícula subatómica, llamada pentaquark, fue detectada por primera vez. Lo anunció la Organización Europea de Investigaciones Nucleares (CERN, por sus siglas en francés). Dijo que el descubrimiento lo hizo un equipo de científicos que trabaja en el experimento LHCb, uno de los cuatro que se efectúan en el Gran Colisionador de Hadrones, más conocido como la “máquina de Dios”.

La existencia de los pentaquarks fue postulada en la década de 1960 por los físicos estadounidenses Murray Gell-Mann y Georg Zweig. El primero, ganador del Premio Nobel en 1969, acuñó el término “quark'” para describir a los componentes básicos que conforman los hadrones, partículas subatómicas como el protón y el neutrón.

Hasta hace poco sólo se habían detectado hadrones con dos o tres quarks. En los últimos años, los físicos tuvieron evidencia de hadrones conformados por cuatro quarks, llamados tetraquarks. Los anuncios anteriores sobre la detección de pentaquarks, que contienen cuatro quarks y un antiquark, fueron refutados. Sin embargo, los expertos dijeron que los nuevos resultados que el CERN comunicó a la publicación especializada Physical Review Letters parecían creíbles.

El hallazgo “es muy convincente en parte debido a la claridad de su información experimental, pero también porque soy incapaz de encontrar una explicación alternativa viable”, dijo Eric Swanson, físico teórico de la Universidad de Pittsburgh. Swanson, que no participa en el experimento, considera que las pruebas de la existencia de los pentaquarks podrían dar un impulso importante a la física. “Toda partícula que conocemos, salvo unas cuantas rarezas, está conformada por quark y antiquark, o tres quarks. Esto constituye la masa del universo, de lo que estamos hechos ustedes y yo, la Tierra y el Sol”, dijo. “Si se verifica el descubrimiento marcará el inicio de toda una nueva forma de materia”, agregó.

Fuente.

No hay comentarios