El comercio electrónico se ha convertido en una nueva opción laboral para muchas personas. El que sea un negocio virtual, no significa que funciona por sí solo. De hecho, vender es la parte fácil, lo complicado es que te compren.

Para eso se requiere que además de conocer el mercado, tengas una gran dedicación a tu nuevo establecimiento virtual. Si estás pensando en montar una tienda online, no basta con ser emprendedor, también debes convertirte en el empleado ideal.

Disponibilidad de tiempo completo

Cuando te planteas un plan de vender por internet, ya sea a través de una página web, Facebook o una aplicación móvil, tu disponibilidad laboral debe abarcar las 24 horas del día, los 365 días del año. Eso no significa que tengas que dedicarle toda tu vida, pero sí establecer rutinas que conviertan el proceso de compra en una experiencia satisfactoria. Las plataformas de comercio electrónico como Woo-commerce o Prestashop te ayudarán a automatizar la comunicación con el cliente. No olvides que el consumidor valora, sobre todo,  la atención personalizada sin demora alguna.

¿Dependiente? No, Product Manager

Un comercio electrónico no deja de ser un negocio como cualquier otro. Tu producto sólo será competitivo si dominas el sector mejor que nadie. Conocer el mercado, estudiar a la competencia o tener buenos proveedores son las raíces de tu negocio. Utiliza todo ese conocimiento para diferenciarte y posicionarte.  Hay quienes han encontrado su nicho virtual vendiendo algo tan básico como el aceite. Haz ver al cliente que tu tienda es única y, por supuesto, no lo decepciones. Recuerda que no eres sólo un dependiente, ¡también el Product Manager!

Seguir leyendo: IOS OFFICES

No hay comentarios