De acuerdo al informe de la Global GfK Almacenamiento en la nube: ¿hasta qué punto es esencial para los internautas? que se realizó en 22 países, México es uno de los países junto con Brasil y Turquía con altos porcentajes de internautas que creen que la nube es clave. Mientras que  Alemania, Canadá y Australia son los menos convencidos.

México se coloca como el país líder en cuanto al uso de la nube. El 49 por ciento de los encuestados afirma que guardar sus documentos en la nube es esencial para ellos. Le sigue Brasil con un 44 por ciento.

Turquía (43%) es el tercer país más favorable al uso de la nube para guardar y consultar sus contenidos, el cuarto es China, donde un 40% dice estar de acuerdo con que la nube es esencial para ellos.

Para la generación millennials,  de 30 a 39 años, consideran esencial la nube, llegando a alcanzar el 37 por ciento. Sólo un 12 por ciento de este grupo de edad cree que la nube es prescindible.

Se entrevistaron a 26 mil personas, mayores de 15 años, durante el verano de 2014. Los países incluidos en el análisis fueron: Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong (región administrativa especial de China), Italia, Japón, México, Polonia, Rusia, Corea del Sur, España, Suecia, Taiwán, Turquía, Reino Unido, Ucrania y EE.UU.

Los entrevistados contestaron a una única pregunta: ¿Hasta qué punto está usted de acuerdo con esta afirmación? “Es esencial para mí poder almacenar y acceder a mis fotos, documentos y otros contenidos en la nube”, entendiéndose por “la nube”  un lugar seguro en internet,  al que puede accederse desde cualquier lugar o dispositivo.

En cuanto a género no se detectaron muchas diferencias. El porcentaje global arroja un 31% de mujeres y hombres que opinan por igual que la nube es indispensable para almacenar y consultar sus documentos.

Alberto Gómez, director de GfK, comenta: “Con un porcentaje tan significativo de personas que considera que la nube es esencial, está claro el potencial de mercado para las empresas de tecnología que ofrecen servicios en la nube o que mejoran la experiencia de uso. Un ejemplo de ello radica en el aumento de los servicios de seguridad o de personalización de su utilización, tales como álbumes de fotografías digitales que pueden ser fácilmente compartidos con otras personas”.

Si bien en una publicación pasada mencionamos las bondades de la subir a la nube, es importante recalcar que este servicio ofrece una forma sencilla de acceder a las fotos y vídeos tomados con teléfonos inteligentes, cuando su capacidad de almacenamiento interna se llena o el smartphone no es accesible. Esto conlleva la ventaja adicional de que a continuación, se puede acceder a las imágenes desde cualquier otro dispositivo. Tener estas razones de uso en mente ayudará a las empresas a adaptar sus ofertas  de forma más atractiva al creciente ‘mercado cloud’.

Mira la infografía:

lanubeDescarga el estudio completo

No hay comentarios