La compañía Microsoft está trabajando en el reemplazo de los centros de datos con ADN. La empresa y sus investigadores han logrado automatizar el proceso para traducir la información digital al ADN y luego a bits. Hasta el momento tienen el primer dispositivo de almacenamiento de ADN automatizado de extremo a extremo. Aunque el aparato aún se puede mejorar, Microsoft espera que esta prueba avance la tecnología de almacenamiento de ADN.

El prototipo de 410,000 USD, convirtió “HOLA” en ADN, en su primera prueba. El dispositivo codificó los bits en secuencias, luego sintetizó el ADN y lo almacenó como un líquido. Posteriormente, el ADN almacenado fue leído por un secuenciador de ADN y finalmente, el software de decodificación tradujo las secuencias de nuevo a bits. El mensaje de 5 bytes tardó 21 horas en convertirse, pero ya han encontrado la forma de reducir el tiempo a entre 10 y 12 horas, además de lograr reducir el costo en varios miles de dólares.

Al ritmo que han logrado la secuenciación del ADN, toda la información almacenada en un centro de datos del tamaño de un almacén podría caber en tan sólo un dado de tamaño estándar. Una vez que se logre perfeccionar la técnica, podría almacenar los datos por mucho más tiempo de lo que ahora podemos.

Como señala Microsoft, algunos ADN se han mantenido durante decenas de miles de años en colmillos de mamut y en los huesos de los humanos primitivos. Es por eso que Microsoft y otras compañías de tecnología están considerando el ADN como una forma de resolver los problemas de almacenamiento de datos. El objetivo de Microsoft es tener un sistema de almacenamiento operativo basado en ADN que funcione dentro de un centro de datos a finales de esta década.

El almacenamiento de ADN no es completamente nuevo, pero la novedad aquí es que este sistema está completamente automatizado. Sin embargo, antes de que pueda tener éxito comercialmente, el costo de sintetizar ADN y extraer la información debe de bajar. En otras palabras, necesitamos una manera de sintetizar el ADN de manera rentable. Si bien puede parecer un poco de ciencia ficción, todos podríamos estar almacenando datos como ADN antes de que nos demos cuenta.