Desarrollar un pensamiento crítico, analítico y avanzado a través del uso de la tecnología es posible; incluso, diversos estudios realizados desde 1980 demostraron que su empleo adecuado puede mejorar el aprendizaje de los alumnos.

Ana Isabel Sacristán Rock, investigadora del Departamento de Matemática Educativa del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), informó que las nuevas tecnologías pueden servir al alumno, sobre todo en el área de matemáticas como un andamiaje para acceder a ideas “avanzadas” más temprano de lo que normalmente lo harían.

En un comunicado, dio a conocer que hay herramientas que pueden ser muy valiosas en educación, como es el caso de la geometría dinámica.

“Al utilizar la tecnología podemos estirar los vértices, y ver cómo se comportan las bisectrices, mediatrices, al hacer que el triángulo se deforme, sea más obtuso, más agudo o recto. Este movimiento causa mucho impacto en términos del aprendizaje”, dijo.

El objetivo es que la tecnología le dé poder al alumno, más allá del acceso por Internet a cualquier tema a explorar y construir conocimientos. Sin embargo es importante el profesor, porque es la guía, el estructurador y sobre todo, el formalizador del conocimiento dentro del salón de clases, enfatizó.

Fuente.

No hay comentarios