Este viernes, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), informó al Congreso de Estados Unidos que deberá pagar 490 millones de dólares a Rusia para que transporte a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Esto luego de que el Congreso negara el presupuesto que la NASA solicitó para que compañías espaciales privadas como SpaceX y Boeing pagaran por nuevos cohetes y cápsulas que serían lanzadas desde EU. La agencia necesita pagar los casi 500 millones de dólares a Rusia para que ésta transporte a seis de sus astronautas hasta 2017 en el cohete Soyuz.

Charles Bolden responsabilizó al Congreso por la necesidad de dinero adicional para el pago de asientos, ya que se había estipulado que cada lugar tendría un valor de 71 y no 86 millones.

A través de una carta, explicó que los legisladores no colaboraron lo suficiente con el programa espacial, situación que derivó en atrasar un par de años los lanzamientos desde territorio estadounidense y solicitar ayuda de Rusia en los viajes.

Cabe señalar, que en julio Bolden declaró que impulsar el emergente mercado comercial especial de EU tendría beneficios económicos, pues cada dólar que se invierte en el proyecto, es un dólar menos para la economía rusa, ya que volar naves rusas cuesta 76 millones de dólares por astronauta, mientras que el costo promedio en una nave estadounidense será de 58 millones.

Fuente.

No hay comentarios